30 de julio de 2008

El Capricho - visita del grupo Espai210

El pasado 15 Julio, martes, tuve la oportunidad de volver a visitar El Capricho. Esta vez fue junto con un grupo que se apuntó a la salida organizada por un centro cultural del Ayuntamiento de Barcelona, Espai 210.
En el mes de Junio me puse en contacto con este centro poniéndome a su disposición para lo que necesitaran. Les propuse realizar un taller de magia, el cual he realizado en el mes de Julio y ellos me ofrecieron la posibilidad de hacer de guia en una salida temática de magia. Yo les propuse un lugar mágico, muy poco conocido incluso por los magos, pero de un gran interés, El Capricho.

El que ya lo conoce no hace falta que le cuenta nada, pero si aún no has tenido la oportunidad, te lo recomiendo enormemente. Una casa - museo de magia, lleno de objetos de todo tipo, carteles, documentos ... una preciosidad que no se puede asimilar de una sola visita de la cantidad de objetos que tienen.
La visita consiste principalmente:
- El Sr. Miguel Aneas nos enseña y da alguna explicación sobre los objetos que tiene expuestos, una charla más o menos larga y explicando más en profundidad algunas cosas según el público que tenga (magos o profanos).
- Luego sus compañeros (en nuestro caso Manuel y Oscar) junto con Miguel nos ofrecieron dos espectáculos de magia, uno de magia de cerca y otro de escena. Entre una y otra actuación nos invitaron a un tentempié de dulces y salados con una copa de cava, QUE MAS SE PUEDE PEDIR???!!! ...
Manuel realizó magia de cerca, un amplio repertorio realizado con soltura (se nota que lo hacen habitualmente) y con una charla estudiada y cuidada, con la participación de Miguel y su conocido juego de su amigo Pedro. Después Oscar realizó la actuación de escenario. Juegos clásicos realizados perfectamente. Se nota que realizan estas rutinas con asiduidad.

La velada fue perfecta y la gente que vino de diferentes edades, desde algún niño con sus padres (gracias Miguel) hasta gente madurita se lo pasaran fenomenal. Les encantó todo y las dos horas y media aproximadamente se les pasó en un abrir y cerrar de ojos. Cuando salimos me comentaron que les encantó y algunos de ellos preguntaron si se podía repetir. También les comunicaron al Espai 210 lo bien que lo pasaron y alguno se apuntaba ya para una futura salida, aún no planificada.

Por último, dar las gracias al centro Espai 210 por confiar en mi propuesta y por supuesto a Miguel Aneas y a todo el grupo Mags Màgics que desprenden magia y generosidad por todos los poros.

Como siempre que puedo, os dejo unas fotos:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.