20 de noviembre de 2010

Conferencia de Juan Luis Rubiales


Jueves 18 de diciembre. SEI de Barcelona, 20 horas (osea las 8 de la tarde).
La SEI no estaba llena, se nota la crisis ínter espacial.
Hemos podido disfrutar de Juan Luis Rubiales. En primer lugar nos hizo una mini actuación, descanso y luego la explicación de estos.
Mago con personalidad, divertido (aunque eso no tiene mucho mérito, es de Cádiz) y con mucha magia.
Ganador del premio de micromagia en el Congreso Nacional de Magia de Barakaldo con una rutina de navajas.
Creo recordar que fue la primera vez que lo veía en directo y no tuve la oportunidad de ver bien su rutina, ya se sabe que no suelen ser muy buenas las salas de los congresos de magia, para ver magia de cerca.
Muchos de los juegos no requieren de una gran, gran técnica digital, pero si un gran manejo de todo lo demás importante para hacer magia, misdirection, timing, psicología, puesta en escena, comunicación... En definitiva que me parece que hacer su magia no es tan fácil, por eso mismo, porque hacer realmente buena magia en muy complicado.

Me gustaron principalmente el juego donde después de hacer 4 montones y mezclar las cartas boca arriba y boca abajo, finalmente las cartas que quedan boca abajo se sacan del mazo de cartas y se van revelando. Los números de las cartas van coincidiendo con la numeración de un billete previamente prestado y que es firmado antes, para que la gente no piense que se cambia por otro.
Su versión del clásico de tres cartas escogidas por tres espectadores, finalmente las 3 son las mismas y se transforma por una cuarta que había escogido otro espectador.

Nos mostró brevemente su novedosa aportación a las cajas de magia, okito y similares. Creo y no hace falta ser Nostradamus, que estamos ante un momento importante en este tipo de magia y veremos grandes resultados en breve.

Pos eso, que me agradó. Y espero no tener que esperar mucho tiempo para poder disfrutar de el y de su magia otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.