27 de junio de 2014

El monje y sus cartas - 1538

Corrupción del clero, según Lucas Cranach el Viejo, 1538. Biblioteca Nacional, París.

Esta obra datada del 1538, al igual que la entrada anterior, El Naipero de Nuremberg, nos situamos en una época complicada, donde Europa sufre su particular crisis moral.
En 1517 Lutero critica fuertemente a la religión Católica establecida, con su violenta recriminación por el sistema de ventas de indulgencias (documentos que aseguraban la remisión de las penas debidas por los pecados).
Europa se divide debido a la religión. Católicos, Anglicanos, Luteranos, Calvinistas, reconvertidos al catolicismo.
La revolución industrial del momento que supuso la invención de la imprenta de Gutenberg fue utilizada, como ahora se usa el facebook o twiter, para expandir rápidamente las ideas de Lutero. Unas ideas con un gran apoyo de la gente. Lutero contó, entre otros, con la colaboración de Lucas Cranach el Viejo (1472-1553), pintor de la corte de Federico el Sabio, el príncipe elector de Sajonia que apoyo a Lutero. Cranach que apoyaba a Lutero, compartía sus mismas ideas religiosas y lo dejo reflejado en grabados satíricos contra el papado. En esta imagen parcial del grabado se pueden observar las diferencias entre la iglesia protestante y la corrupta iglesia católica.
La parte que más nos puede atraer, al sector mágico, es la crítica que hace del clero, donde nos muestra a un monje al que le caen cartas y dados al suelo.

Paramos aquí, solamente una pequeña muestra mas de la mala prensa que tenía las cartas, evidentemente, asociadas al juego, las trampas, el dinero, el beber y las mujeres o mejor dicho las relaciones sexuales, incluidas el llamado pecado nefando.

Bibliografía: Edición Especial del Nacional Geographic. Renacimiento, la era de los Genios. 2014. 
Enlace de interés: http://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=bio_lutero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.