3 de junio de 2014

Naipero de Núremberg 1452

Una pequeña curiosidad histórica relacionada sobre el mundo del naipe.

Nos situamos en la Europa del 1452 en Núremberg, ciudad Baviera de Alemania. Una ciudad importante en aquella época del Renacimiento alemán. Para no aburrir mucho, solo indicaremos que por aquella época en Europa había una crisis política, económica, social y por lo tanto religiosa (vamos como ahora). El sacerdocio estaba desprestigiado, y años atrás en el Cisma de Occidente varias personas se habían disputado el Papado. Por aquellas épocas y en la zona de la actual Alemania en determinadas ocasiones apoyaron al Papa de Aviñón y en otras ocasiones al Papa de Roma. Es el preludio de la reforma protestante de Lutero.

Regresamos a Núremberg, 1452, donde encontramos: “que los sermones del monje Capistranus hicieron tal impresión en los burgueses de Nuremberg que tiraron a grandes fogatas todas sus “fruslerías diabólicas”: trineos y tableros, vestidos elegantes y dados. Pero la mayor abominación eran los naipes y un tal Michel Winterperg, que tenía por oficio iluminarlos, se encontró sin trabajo. Puesto que a nadie se le permitía cambiar su lugar de residencia sin permiso, Winterperg dirigió la siguiente petición a los concejales:

Cuando el piadoso padre y otros sacerdotes predicaron aquí en esta población que yo no podría salvar mi alma ante Dios con mi oficio, que es la iluminación de naipes, lo dejé por completo. Pero no sé ningún otro oficio para poder criar a mis hijos aquí, y ruego a Vuestras Señorías, con la mayor humildad, que me concedáis la gracia de ir a Feucht (cerca de Nuremberg) y residir allí, y a la vez permitirme conservar mis derechos aquí; con mucho gusto seguiré pagando mis impuestos como si aún residiera aquí y confío en que Vuestras Señorías no nieguen mi petición… (Guhl, 1880, II, 356).

Lo que era pecaminoso en Nuremberg era permitido por Dios en Feucht.
Una solución de este tipo no se presentó para los artistas de la época de Reforma. Entre los reformadores, solamente Calvino tenía ideas iconoclastas. Lutero o Zwinglio no se oponían a las obras de arte siempre y cuando no fueran adoradas” 1.


Una breve curiosidad que muestra como las ideas de las épocas han influenciado en la forma de vivir del pueblo.
A el pintor le perjudicó en mayor medida, pues su principal comprador, el clero, al menos su versión reformista, llegó a prohibir la devoción de imágenes religiosas. Pero esto ya es otra historia.

En cuanto al naipe mostrada, está datado entre 1455-1460. Un mazo austriaco de 48 cartas, más conocido como Hofämterspiel o juego de cartas de la corte, escenifica la vida cortesana en la Austria de la Edad Media. Fue impresa en Viena por Ernst Rudolf Ragg y el único que se conserva está en el Museo de Viena. Su tamaño es de 135x97 mm.
En este enlace podéis ver la baraja.


Descargar Versión PDF

Enlaces de interés:
http://es.catholic.net/conocetufe/876/3032/articulo.php?id=20805
http://es.wikipedia.org/wiki/Cisma_de_Occidente
http://cards.old.no/1455-hofamterspiel/

Bibliografía:
1. WITTKOWER, Margo; WITTKOWER, Rudolf. Nacidos bajo el signo de saturno. Genio y temperamento de los artistas desde la antigüedad hasta la revolución francesa. Madrid: Ediciones Catedra, 1982.
ISBN 84-376-0325-0

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.