1 de junio de 2015

Crónica Jornada Electoral Municipales Barcelona 2015

24 de Mayo del 2015.
Elecciones Municipales 2015.
Barcelona.
Un colegio electoral cualquiera.
Presidente de mesa electoral: Luis Egea.

08.00 - Tenía tan cerca el colegio electoral, que casi llego tarde. Allí estaba a las ocho horas con el resto de la gente, todos con legañas en los ojos y cara de pocos amigos. La buena mujer que trabaja en el colegio, pero que no debe encargarse de abrirlo, allí estaba, intentado abrir la verja de la puerta y la simpática cerradura se resistía. Mientras los dos señores policías, inmóviles, no eran capaces de echar una mano; debe ser que estos no tenían experiencia en desalojos. Allí estábamos todos mirando, porque ninguno hacía nada, supongo que todos teníamos la esperanza de que no se pudiera entrar y pudiéramos irnos a nuestras respectivas casas.
Finalmente se abrió, pero… que ocurre… faltaba un buen señor de la administración que se suponía debía estar allí y que llegó 15 minutos tarde. 

Parece ser que sin él no podían ir formando las mesas electorales, por lo tanto sin pedir ayuda y sin ser ayudados por toda una tropa de zombis con las manos en los bolsillos, iban disponiendo las dos salas, arrastrando mesas y sillas.

Ante la larga espera, la gente empezaba a impacientarse y comenzaban las protestas llenas de solidaridad y empatía.

Ya eran las 8.30 h. y con una urna encima de la mesa. Dentro de ellas toda una serie de sobres y bolsas de plástico. A uno le habían mandado una semana antes, un libro-manual, para saber con todo lo que te ibas a encontrar y como tenías que actuar. Libro que me leí por encima, el cual resultaba bastante ininteligible por su novedad y terminologías. Si lo tuviera que repetir ahora mismo otra vez, no tendría ningún problema. Pero allí estaba, donde ninguno de los dos vocales sabían de que libro hablaba y como son los vocales, esperaban que yo, el Presidente, reaccionara, cosa que me costó. 

Ahí estamos peor que un polluelo recién nacido y siendo atacado por una hiena hambrienta.
Tanto habría costado haber empezado a la hora y que una persona ducha en la materia hubiera guiado a todos los miembros de mesa electoral, en una misma sala, (para no tener que repetir la charla) los pasos a seguir durante el día. Estoy convencido que en 15 minutos lo puede explicar todo perfectamente y evitar los sudores que me provocó el inicio de la jornada.
En toda esta media hora vino un señor de correos, que con su actitud de señor de correos, pedía unas hojas como si me encargara de ello toda mi vida; y los interventores también empezaban a volar como pájaros carroñeros por las mesas, pidiendo copias de no se que papeles. Después de justificarnos que era nuestra primera vez, se relajaron y nos dejaron para otro rato.

Estábamos recién sentados y ya eran las 9.00h. El colegio electoral ya estaba abierto y ya había personas!!!! Quienes son??!!!, gente que empalma del sábado noche??
Empezamos a serenarnos y a atender la riada de gente. Quien lo diría que tan pronto irían a votar. Gente que va a trabajar y necesita su justificante, runners que se lanzan pronto a la calle, abuelos a los que les quema el culo la cama, familias que no pueden mantener por más tiempo a las fieras de sus hijos en la casa y salen a que se desfoguen…

Ya llevábamos unas horas, con ese método… última tecnología, unas reglas, lápices, bolígrafos y unos rotus fosfóritos: 
  1. Dan el DNI.
  2. Se lee el nombre completo, se le busca en la lista y se le apunta en una cuartilla.
  3. Vota y se le deja marchar alegremente.
Que se podrían usar métodos más modernos y más ágiles, AFIRMATIVO, que no se hace por si cae una bomba atómica y poder seguir votando, pues también.

En estás siguientes horas, de 9.00 a 20.00 hor. 11 horas, tienes tiempo para disfrutar de diferentes anécdotas.
  • Gente que se enfada y mucho porque no le has dicho bien el apellido.
  • Abuelos que van a votar pero tienen el sobre vacío y te piden la papeleta… como tienen movilidad reducida le buscas directamente la papeleta que te piden.
  • Personas que a pesar de que en tu mesa hay un cartel con el número 14, te preguntan si es la mesa 23.
  • Personas que no saben en que mesa les ha tocado y te piden que les busques.
  • Extranjeros que llegan a la mesa, se les apunta, pero no tienen ni sobre ni papeleta, ni na de na, porque no saben lo que tienen que hacer. Que digo yo, aunque solo sea porque has estado esperando un rato viendo como otra gente delante tuya, echaba un sobre dentro de una ranura…
  • Ese chico joven, feliz de la vida, que se le busca en la lista y te dice: 
    • Lo encontrarás rápido, mi apellido no es muy común. 
    • Le respondes: pues aquí tienes a otro. 
    • ¿Vaya a otro?, que raro. Te contesta. 
    • Si un tal Javier. 
    • ¿Javier? Ay!! si!! mi padre.
  • Otra persona que te pregunta si esa es la mesa 23.
  • Otro que no tiene ningún documento válido para votar, pero como no quiere volver a su casa que la tiene a 100 metros, te intenta dar la tarjeta del Mercadona y alega que se sabe el número de DNI de memoria. Tu le indicas que Lo sientes mucho y notas como te clava puñales con la mirada.
  • Otra persona que te pregunta si esa es la mesa 23.
  • Una chica que llega cuando no hay nadie, su amiga le lanza 20 fotos a la velocidad de la luz, se pone la camiseta de la PAH, sigue moviéndose como un pollo sin cabeza por la sala y cuando va a votar, tiene la intención de introducir el sobre, pero el sobre que mandan los partidos políticos como publicidad.
  • Otra persona que te pregunta si esa es la mesa 23.
Basta!!!! ya llegan las 20h, se cierra el colegio.

Antes de continuar, reclamar que ni te dan una botella de agua, ni un mísero vaso de plástico para beber el agua del grifo del colegio. Por supuesto ni un bocadillo. Te tienes que apañar con tus compañeros de mesa, pues siempre tienen que haber dos personas, para salir a comprar un cafe, ir a comer y poco más, pues ya son las 20h. 

Se cierra el colegio y se comienza el proceso:
  • Se abren las urnas.
  • Se empiezan a contar los votos, teniendo en cuenta de separar los que puedan resultar en blanco o nulos. Los sobres se separan y se contarán al final para comprobar que coincide con el número total de votos.
  • Cada maestrillo tiene su librillo y cada interventor te dice una cosa diferente. El caso es que ya tenemos apuntados todo el número de votos… y… bien!!!!! cuadra con la suma de los votos del día + los votos de correos. A la primera, todo un éxito.
  • Ahora toca rellenar el acta de sesión y el acta de escrutinio. Unas actas que solo hacen 3 copias, y por lo tanto tendrás que rellenar varias veces, para todos los interventores que te las pidan. 
  • Queda cumplimentar tres sobres con una documentación que los mismos sobres te indican.
  • Un señor de correos, con su actitud de correos, escuchando música con unos auriculares esperan a que rellenes el sobre número 3, para marchar… con la música a otra parte.
  • Finalmente viene la parte más divertida, los sufridores compañeros vocales, se marchan a su casa a cenar, son las 10.30h y ahora los presidentes de mesa, con sus dos sobres restantes, tienen que ir a los Juzgados de Primera instancia. ¿Y el señor de correos? ¿Por qué no pudo llevarse los restantes? ¿Por qué no viene la guardia urbana o los mozos de la escuadra a recogerlos? Ahora tenemos que ir nosotros por nuestra cuenta y riesgo, eso sí, a la mayor celeridad posible, mañana no, hoy. Te animan a que cojas un taxi, pidas el tíquet y te lo pagarán. Existe un bulo de que te puede llevar la policía, pero parece ser eso, un bulo.
Escogimos un taxi, nos fuimos a los juzgados, que parecían que regalaban algo, pero no regalaban, recolectaban dos sobres. 
Que bonito es ejercer tus obligaciones como ciudadano es una democracia sin igual.

Tuvimos suerte y no tardamos en dar los sobres al señor juez. Me quedé con las ganas de preguntar si a él también le pagaban 60 euros como a nosotros por trabajar en domingo.

Ya sólo queda recuperar el dinero del taxi. Ahora si que hubo que esperar. He perdido la noción del tiempo, pero quizás ¿una hora? Llegamos al mostrador, se nos pagó, como pudieron, con esas torres de monedas de 5 céntimos, porque ya no tenían más dinero… Como lo oyen, como no se imaginaban que esto iba a ocurrir, si, se habían quedado sin dinero y los siguientes detrás nuestros, que llevaban esperando lo mismo que nosotros se quedaron sin cobrar. La que se armó, bueno la que se armó no lo se, vimos pasar a dos agentes más de seguridad y escuchar en la lejanía improperios que prefiero no reproducir.

Podrían ser ya las 12h. Aún había gente llegando y gente esperando un taxi. Como te han obligado a ir allí (donde Jesucristo perdió las alpargatas, LA CIUDAD DE LA JUSTICIA), por tus medios, ahora te invitan a que te marches a tu casa, por tus medios.
Un domingo, sin parada de metro cercana, sin autobuses, sólo te queda buscar un taxi que tendrás que pagarte, bueno… lo podrás recuperar de tu dieta de 62.61 euros por más de 15 horas. (de 08.00 a 24.00)

Con la ayuda de otros compañeros ya ex-presidentes, encontramos un taxi, pudimos regresar y marchar a casa con la satisfacción de la misión conseguida.

APRECIACIONES:
  • La selección del personal. Podría patalear, y de hecho ya lo hice cuando fui seleccionado para la mesa. Podemos intentar creer que en una votación tiene que participar el pueblo y de que mejor manera que esta. Que sino es así no lo haría nadie. Quizás una de las tres personas podría trabajar en la administración para poder asesorar a las otras dos, sin necesidad de sufrir tantos apuros durante todo el día. O que realmente sean instruidos al principio. Siempre nos dirán que nos dan unos libritos donde lo explican todo… En fin… considero desproporcionado todo lo que tiene que hacer el presidente y los vocales, en un día, que no volverán a hacer con un poco de suerte en su vida, por 62.61 euros de dieta y 5 horas de compensación al día siguiente.
  • Que no suministren ni una mísera botella de agua.
  • Sobre el dinero en concepto dietas, ya no comento nada mas.
  • La implantación tecnológica podría intentar abrirse camino, aunque fuera un poquito. Como una tabla excel (en un ordenador), que sustituyan a las actas y con las que se puedan hacer todas las copias que sean necesarias. Seguro que se podría hacer algo, y se podría encargar de utilizar esta alta tecnología el funcionario que trabajase con los dos compañeros de la mesa.
  • Finalmente si hubiera esa persona de la administración en la mesa, el podría llevarse los sobres, si es que no consiguen ningún acuerdo con el señor de correos… Realmente tiene que hacerse cargo el Presidente de la mesa, después de más de 12 horas de trabajo, tener que desplazarse por su cuenta y riesgo… Creo que este el aspecto más negativo y que debería ser cambiado de inmediato. En una ciudad grande como Barcelona, resulta insultante. El cartero tiene su copia del acta de constitución y acta de sesión, los interventores tienen su copia del acta de constitución, de sesión y el de escrutinio. Realmente necesitamos desplazarnos y tener que pagar nuestro viaje de vuelta…
AGRADECIMIENTOS:
  • A los compañeros vocales y resto de compañeros de las otras mesas.
  • A los interventores que sobre todo al final echaron una gran mano. Menos el de PP, que vigilaba, bueno, eso si, nos sumó los votos a toda velocidad.
  • A la paciencia de la gente, los votantes.
FIN:

Acaba de pasar una semana y ahora los señores políticos se duelen de las heridas que ellos mismos han creado en el país. Muchos ciudadanos han echado sal en esas heridas, que son las de todos. 
Señores políticos, callen la boca, no deslegitimen aquello que ustedes mismos han provocado.

Recuerden, si son escogidos miembros de una mesa electoral, acudan, porque sino incurrirán en delito… o quizás salgan huyendo, como decía Napoleón, soldado que huye, sirve para otra batalla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.