1 de octubre de 2010

Congreso Nacional A Coruña, viernes 24, 3º día

Viernes 24:
Hoy si que nos hemos levantado a una hora digna, y hemos podido ver el concurso de cerca que empezaba a las 10.00 hasta las 12.00. Sin pausa fuimos a la conferencia sobre historia de la magia. William Kalush: historia y magia. El tema en concreto era el uso de la tecnología en la magia a lo largo de la historia. Muy interesante, aunque debido a que se tenia que hacer la traducción (muy buena, por cierto de Javier Piñeiro), está perdió un poco de ritmo y debió de resumir sobre todo al llegar al final, por quedarse corto de tiempo. Apoyandose en fotografías, fue narrando el uso de la ciencia en la magia, trato desde la época de los antiguos egipcios, los griegos..., habló sobre los autómatas, haciendo hincapié en Robert Houdin y en las innovaciones de este, etc. Una conferencia muy interesante y didáctica. Al día siguiente en otro centro, abierto a todo el mundo, ofreció otra conferencia sobre Houdini, a la que desafortunadamente no pude asistir. Si alguien fue y nos quiere contar... Después todo seguido y sin interrupción, comer, feria y concurso de escena. Así son los congresos nacionales, que vas como loco de un lado para otro. A las 17.15 comenzaba la gala de magia de cerca, la primera de las cuatro que hubo. Yo disfruté de la primera sesión, al ser de los 150 primeros en inscribirme. En la gala de magia de cerca participaron:
Camilo, realizando la presentación. Estuvo bastante bien, por ejemplo para presentar al Mago Migue, salió tocando la guitarra, cantando una canción granadina de Lorca, como guiño al Mago Migue (de granada). Migue, magnifico, como siempre.
Le siguieron Pit Hartling, genial, realizando un personaje. Con aspecto de mortadelo, muy cómico y entretenido, presumido y medio tonto, sin serlo. Sin olvidarnos de unos grandes efectos mágicos. En definitiva fue el que recibió la mayor ovación al final del todo.

Después del gran subidón que había provocado Pit, hubo un pequeño gran bache con Ponta de Smith. No conocía quien era este Japonés, ni el tipo de magia que ejecutaba, aunque parece ser que es una celebridad en el youtube. Salió disfrazado de Jamiroquai, con un sombrero... e hizo juegos de monedas. No comunicaba, se le notaba nervioso y tuvo varios fallos bastante visibles. Ya de por si, la magia de monedas es más complicada a la hora de transmitir, y la sala era demasiado grande, aunque había un par de pantallas. En definitiva, no me gusto. Coincido plenamente con lo que comenta Piedrahita en su blog: “Magia cien por cien visual, técnicamente impecable, que pasa de cero a cien en menos de un minuto. Pero no podemos olvidar que lo que enamora, seduce y fascina son las personas. Ponta estará a la altura de Tamariz, Lennart Green o Rene Lavand cuando suban un poco la cámara. Cuando les veamos la cara, los ojos, y les escuchemos contar una historia.”
Tomo el relevo Helder Guimaraes. Magnifico, que lujo de artista y cerró la gala un mago francés Sebastien Clergue, al que le "tradujo" Camilo. Uno de los juegos resultó sorprendente. Mi memoria, ya sabemos lo traicionera que es esta, me dice que lo que vi fue: de una serie de logos de empresa, dos personas piensan en uno y el va y los adivina. El último juego, era bastante original, la baraja estaba tuneada y contaba una historia sobre una persona que perdía la memoria continuamente y tenía que apuntar todas las cosas en notas, mostrando la baraja con escritos de todo tipo. El punto en contra, era que el juego era muy largo y lo alargó mucho más el hecho de tener que ir parandose cada poco, para que se le tradujera. A su vez, la resolución del efecto, nos desveló a casi todos el método utilizado, se trataba de una baraja invisible. Este hecho provocó en algunas personas el "menosprecio" del juego. La verdad es que el actuar para magos, produce estas situaciones curiosas. Tenemos que recordar el impacto que produciría este efecto en una persona "normal" (se caería de la silla del impacto). No hay que olvidarse nunca del punto de vista del espectador y no mirarnos tanto el ombligo. La magia está destinada para todo tipo de público, pero creo que estaremos de acuerdo todos, que en principio está pensada para el profano y no para el mago, aunque suela ser este el mayor consumidor de espectáculos de magia.
En definitiva de 6 magos, 4 y medio bien, el otro medio de francés y el japonés regular tirando a aburridos. Con lo que no le puedo dar un sobresaliente como me habría gustado, teniendo en cuenta que la magia de cerca en España es la más apreciada por casi todos.

Vi pocos corrillos, pero al menos pude disfrutar de Luis Piedrahita:
Lo siguiente que teníamos empezaba a las 2100, la Gala de Grandes Premios en el Teatro Rosalía de Castro. La gala fue magnífica y muy emotiva. Presentada con un gran desparpajo por el muy joven Roger Princep, actor en películas como El Orfanato y Girasoles Ciegos, con un gran guión de Luis Piedrahita, haciendo continuas bromas que en algunas ocasiones solo comprendían los magos. Actuaron (no recuerdo exactamente si fue por este orden), Soma realizando el acto con el que gano el último FISM, Miguel Angel Gea, que a pesar de hacer monedas en un gran teatro, no perdió intensidad y emoción, realizando el precioso juego de las cuatro dimensiones del tiempo. (Con la ayuda de una pantalla de cine). Luego Juan Tamariz (que decir), John Calvert, increible como una persona con su edad tenga esa energía en el escenario, se le nota que la magia y los escenarios le dan vida y por eso ha llegado a los 99 años. Sergi Buka y cerró genial siempre Norbert Ferré haciendo un guiño a Juan Mayoral, sacando un zapato rojo de mujer de una caja. Todo ello dirigido por Jorge Blass. En definitiva, me encantó, es un placer asistir a estos eventos. De allí nos fuimos a cenar y descansar, un poco de pulpo para recuperarnos y para darnos la puntilla, marchamos en busca de la conferencia clandestina. Pudimos entrar por los pelos y a pesar de tener bastante cansancio en el cuerpo, valió la pena. Nos presentaron al joven de 26 años Derek Delgaudio. Empezó mostrando su mezcla falsa total sin mesa, mezclando a la americana. También mezclas falsas totales en mesa, dividiendo la baraja en dos paquetes, extendiendo y juntando. Dando un aspecto de mezcla “caótica” y sin control ninguno. Robaba una carta del medio de la baraja, a pesar de estar atada con un elástico, usando una variante que usa Miguel Gomez, hizo una breve demostración de dadas en segunda y por el medio. En definitiva vimos como la habilidad a la enésima potencia se puede convertir en magia de verdad. Vendieron unas notas “especiales” en el sentido de que solo vienen fotos, solo fotos, por lo tanto para la persona que no haya asistido y vea las notas no serán de gran ayuda; o al menos con ese objetivo se hacían. Un tipo genial (algunos amigos decían que su novia también) haciendo una magia increíble, con unas sutilezas dignas de una gran cabeza pensante. Valió la pena marchar a la cama cansado, soñamos con mezclas falsas, cartas, sonrisas, aplausos, el sonido de un violín invisible... que viva la, la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.