24 de septiembre de 2013

Magialdia 2013 - Jueves


Acabo de regresar de Vitoria, de Magialdia y aunque no tengo mucho tiempo, haré una breve crónica de lo acontecido.

El año pasado no pude asistir, debido a un buen esguince de tobillo; este año he ido mirando donde ponía el pie y me he librado de no asistir. Así que ahí estamos el jueves a primera hora en el tren dirección a Vitoria-Gasteiz. Llegamos al mediodía, a comer y luego a correr hacia el museo Fournier de Naipes de Álava.

Tuvimos muy poco tiempo, menos de una hora para poder disfrutar de este interesante museo. Habían hecho con ocasión del festival una pequeña exposición. Cartomagia. Realmente el texto de la propia web del museo sobre la exposición, era mejor que la propia exposición, que tenía 4 barajas con algún trucaje y 4 libros, con el clásico Minguet y… nada más. Si alguien está interesado, puede leer el texto que creaba unas expectativas que no alcanzó la propia exposición, (las fotos no son de la exposición):


prohibiendo los juegos de suerte
17/09/2013 - El Museo Bibat inaugura hoy una exposición de barajas y libros sobre magia desde el siglo XVII.
Vitoria-Gasteiz, 16 de septiembre de 2013. El Museo Bibat inaugura hoy una exposición con fondos del Museo Fournier de Naipes de Álava que recoge barajas y libros sobre magia y magos desde el siglo XVII hasta la actualidad. La muestra, que coincide con el Festival Internacional de Magia, Magialdia, que se celebra estos días en Vitoria, permanecerá abierta hasta el próximo 23 de febrero y repasa la historia de la magia desde sus primeras referencias hacia el año 1600 a.C en Egipto hasta el ilusionismo actual.

En el pasado, la magia no estuvo vinculada al espectáculo de entretenimiento como hoy se entiende, sino a una serie de hechiceros, brujos y chamanes, en contacto con el mundo invisible de los espíritus y poseedores de grandes poderes. Ya en el Antiguo Testamento hay alusiones a adivinadores, encantadores, sabios y astrólogos.

Una de las primeras referencias a la magia se documenta en Egipto, hacia 1600 a. C. y hace alusión a un mago capaz de unir la cabeza a varios animales decapitados. En la Antigüedad, los magos formaban castas sacerdotales que se ocupaban de prácticas religiosas y funerarias, así como de la alquimia y la interpretación de los sueños. En época griega y romana, los sacerdotes, pitonisas y sibilas se consideraban intermediarios entre los dioses y los seres humanos. Interpretaban las respuestas de los oráculos para adivinar el futuro y realizaban profecías mezclando leyendas y mitología.

Pero en la Edad Media, una vez extendido el cristianismo en Europa, cambió el significado del término mago, pasando a ser considerado como representante del diablo. Todo tipo de creencias, prácticas o ritos ajenos al cristianismo se calificaron como brujería, y fueron objeto de persecución.

El título de mago, en la actualidad, se asigna a los artistas que practican el ilusionismo, que realizan juegos para crear ilusiones visuales, y simulan poderes especiales para lograr el asombro, entretenimiento y la diversión de sus espectadores.

Con objeto de conocer el presente y adivinar el futuro, antiguamente se desarrollaron métodos tan dispares como la lectura del vuelo de las aves o de las entrañas de animales sacrificados. Con el mismo fin, desde finales de la Edad Media, los cartománticos desarrollaron todo un sistema de símbolos en los naipes, en especial el tarot, como método de adivinación.

La primera de las cartas de los ‘arcanos mayores’ del tarot se corresponde con la imagen de un mago (le bateleur, le magicien, il bagatto). Se representa de pie sosteniendo una varita de madera, y frente a una mesa en la que hay depositadas copas, monedas y cuchillos. Estos elementos se identifican con los palos de la baraja: los oros representan la tierra y sus tesoros, las copas el agua o el saber acumulado, las espadas el aire y la fuerza y los bastos el fuego y el poder mental.

En el tarot de Marsella, el mago viste sombrero en forma de infinito, lo que en numerosas sociedades secretas significa iniciación, o posesión de conocimientos secretos y una sabiduría superior.

El juego y el entretenimiento son la razón de ser de las cartas, pero a lo largo del tiempo han tenido otros usos como la adivinación, apuestas, trucos, engaños…

La cartomagia es la especialidad de la magia que utiliza los naipes como elemento principal. Puede practicarse tanto con barajas comunes como con cartas especiales o trucadas, es decir, creadas específicamente para realizar trucos de magia.

Los ilusionistas son creadores de sueños. Su objetivo es provocar el asombro del público rodeados de un entorno de misterio. Gracias a su habilidosa manipulación nos mantienen atrapados haciendo posible lo imposible.

Lamentablemente el horario de la tarde es tan reducido (16h. a 18.30h), que nunca podemos verlo con tranquilidad, teniendo en cuenta que entramos al museo sobre las 17.40h. Este tipo de museo, como el que hay en Cuenta (museo de arte abstracto) en ciudades pequeñas, son muy interesantes, pero son poco visitados y me imagino que debido a ello, este horario tan reducido. Reducido al menos a los que estamos acostumbrados a Madrid o Barcelona.
También hecho de menos que el Museo Fournier no edite algún catálogo donde muestre lo mejor de su colección. Esperemos que alguien escuche esta petición; algunos aficionados al naipe se lo agradeceríamos.

Los jueves a la tarde, ya es una tradición ir a los escaparates. Empezaban a las 19.30h.

TIENDA – calle – MAGO           

  1. WILCO – calle General Álava 1. TXEMA (España)
  2. URBIETA – calle San Prudencio 15. URBIETA (España)
  3. TRIBAL AREA – calle Pintorería 23. PABLO CÁNOVAS (España)
  4. FLORISTERÍA ARANTZA – calle Angulema 11. JAIME FIGUEROA (España) Jaime debido a una lesión no pudo actuar y le substituyo a última hora, Alberto de Figueiredo.
  5. ANA MORAZA – calle madre Vedruna 2. LES BLACK FINGERS (Francia)
  6. ANDRÉS DÍAZ – Avd Gasteiz 46. DADRIS (España)
  7. ORTZAI – calle Tintorería 39. YOURI ET SOHPIE (Rusia-Francia)

En estas crónicas mi opinión sobre los actuantes será breve. Me encuentro estudiando Arte del siglo XX y realizando un trabajo sobre «¿que es arte?» y creo que hay demasiados parámetros que medir, y no me siento con suficiente tiempo y ganas (y seguramente preparado) para llevarlo acabo. Como ejemplo un breve, copia – pegar de lo que estoy leyendo:

«El género, la preferencia sexual, la nacionalidad, la etnia, la política, la religión… ¿Ejercen alguna influencia en el significado del arte?
[…] Que es lo que hay que saber para poder explicar el significado de una obra de arte: el contexto, la vida del artista o aspectos internos de la propia obra?

¿Podemos contemplar una obra de arte solamente para disfrutarla?

Resumiendo, podemos decir que existen dos teorías de arte, la teoría de la expresión y la teoría cognitiva.

John Dewey decía que el arte es el mejor camino para entender una cultura. Es necesario enteder el «lenguaje» del arte si queremos alcanzar su significado. El arte requiere el conocimiento del contexto y de la cultura. […]

Tanto la teoría de las expresiones como la cognitiva sostiene que el arte comunica: puede comunicar sentimients y emociones o pensamientos e ideas. Interpretar una obra en el fondo quiere decir saber no sólo qué comunica sino como lo comunica y por qué.

[…]

La interpretación: un estudio.
De entrada justo es decir que ninguna interpretación es verdadera, en el sentido que ninguna interpretación incluye la totalidad de significaciones y miradas de las que puede ser portadora una obra (y en el sentido que el conocimiento absoluto es imposible).”


Nosotros solo vimos a Les Black Fingers, Txema y Yuri et Sophie.

Los escaparates son un lugar complicado para actuar, el artista tiene una quinta pared que romper dificultando llegar «emocionalmente» al público. Muchos de ellos no se encuentran agusto, por lo que luego se les oye comentar, aunque hay que reconocer que es un buen reclamo para la gente y resulta curioso ver a los maniquies mágicos. Esperemos que continue está interesante propuesta que supongo debido al presupuesto, ha bajado en número de participantes, a comparación de otros años.


Les Black Fingers

Txema

Yuri et Sophie
Después de los 3 escaparates, nos fuimos al casco viejo a disfrutar de un buen bocata y a descansar para tomar con fuerzas el 25 congreso de Magialdia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.