27 de septiembre de 2009

Festival Vitoria 09 - VIERNES 18

El viernes a las 12.30 empezaba la primera conferencia, llegamos justitos de tiempo. Nos acreditamos, nos regalan una camiseta, más bonita que la del año pasado, pero yo "grandote" reclamo camisetas XL, y solo tienen L. ¿Se acabaron las XL o no hacen?, lo digo porque con pedir esa información cuando uno se registra, estaría medio arreglado. Pero bueno que todo sea eso.
La gente ya revolotea sobre los stands de la feria y poco a poco se preparan para entrar a la sala de la conferencia como si fuera el primer día de las rebajas en unos grandes almacenes. No hay miramientos por un buen asiento.
Conferencia de Antonio Romero. Fue un monográfico del hold-out. Empezó a hacer una serie de rutinas, para demostrar su uso, pero no estaba muy fino ese día y finalmente se dedicó a explicar el manejo del aparato y de los juegos en cuestión. El monotema conferencia - exposición esaba bien, pero creo que aquí en España lo conocemos todos bastante y a mí particularmente me habría gustado que hubiera hecho otras cosas, ya que es un mago-creativo y muy capaz.

La conferencia de la tarde fue de Michael Webber. Yo debido a mi ignorancia mágica, no conocía a este mago, pero sabía que era y es un mago de prestigio, e incluso gente que si considero que saben muy mucho, vinieron en parte para ver a este mago. Nos mostró algunas ideas interesantes, por ejemplo simular que se desprecinta una baraja nueva, cuando esta ya está abierto y ordenada. Nos explicó un método de ordenación de baraja, con un fácil sistema para recordar sus posiciones. Un juego con un palo y un anillo que atraviesa y entra en el palo al antojo del mago, mientras un espectador sujeta los extremos del palo e impide lógicamente que salga por un lateral. También hizo un juego de mentalismo (tipo de magia la cual hace es sus espectáculos). 3 espectadores hacen un dibujo en un cartón, una vez dibujado se le da a un espectador, escoge uno de ellos y el mago adivina el dibujo. La conferencia no estuvo ni bien ni mal, pero creo que no cubrió las espectativas de muchas personas. Luego en el stand parecía muy majo y abierto a explicar más en profundidad las cosas explicadas en la conferencia.

Luego a la tarde llego la gala internacional de magia de cerca. Como sugerencia, me gustaría pedir si es posible que la gala de cerca sea con entradas numeradas. Ya se que los asientos no están numerados, ¿pero habría alguna solución?. Sería bastante de agradecer ya que para eso la gente se apunta antes que otros, para intentar tener mejor asiento, al menos en la gala de escena funciona así, ¿verdad?(pregunto sinceramente, desconozco si sirve para eso).
La gala de cerca si hubiera que darla una puntuación, como siempre mi opinión, es de un bien raspado. La presentó Colombini, con su gracia innata, estuvo divertido como siempre. Pero la cosa no empezó muy bien, empezó presentando a su mujer, Rachel Colombini. No hizo nada mal, pero la magia fue de muy baja calidad, un compañero lo describía como un examen correcto de acceso que puedes ver en la SEI de Barcelona. Después Mesika y su levitación de anillo. Es un efecto muy mágico, pero se me hizo algo corto (tuvo que pedir que le bajaran la luz), hizo una rutina de viaje de monedas un poco cansina. Antonio Romero hizo una aparición de una botella y una buena rutina de cubiletes con vasos transparentes y bolas (que parecían de espuma) de diferentes colores. Se llevo el mayor aplauso. Finalmente Michael Webber cerró la gala. Creo que por lo que pude hablar con algunos compañeros, esperábamos más de esta gala y como muchos creemos que Antonio Romero fue quien despuntó del resto, de hecho fue el que se llevó la mayor obación.

Compré alguna cosa en la feria como buen mago y aquí se nos acaba la jornada oficial mágica. Luego hicimos desaparición de cervezas y bocatas que no se los salta ni un Vasco y contentos y cansados nos fuimos a la cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.