28 de abril de 2016

Pit Hartling. Conferencia en Barcelona.


Hemos tenido la suerte de tener al gran Pit Hartling.
Abrió su charla con su juego de apertura. Aquí lo podéis ver:


Resulta curioso que abra con un juego de este tipo, podríamos decir que no responde a el tipo de juego que muchas veces pensamos y que supuestamente se recomienda, como podría ser un juego corto y que atraiga la atención de la gente, vamos lo que se llama un “opener”.
Pero el arte no tiene reglas verdaderas, y es posible que Pit se apoye en la idea que expresaba Alex Elmsley, que podemos encontrar en su conferencia de 1975:
“cuando presenta su número no empieza con un juego rápido y vistoso, sino más bien con una introducción agradable, personal y un tanto irónica sobre sí mismo:
“Buenas tardes. Me llamo Alex Elmsley. No soy mago… todo el rato. De día trabajo con ordenadores. Hay gente que lo considera magia. De noche invento juegos de cartas”.
Después de esta presentación es cuando empieza con un juego.
En una situación en la que hay que conquistar la atención del espectador, seguramente si que habrá que recurrir a otros métodos, pero cuando el público está “conquistado”, cuando ha venido a ver magia, su interés inmediato es el propio actuante.
No conviene ignorar el interés del público por el mago y su personalidad. Ocurre a menudo en la magia de cerca, donde rápidamente el mago saca las cartas o las monedas y centra la atención en ellas, relegando al espectador del interés del mago”[1].

Nos encontramos ante un tipo que resulta interesante, que rápidamente muestra una imagen simpática, con toques de humor inteligente y absurdo.

Según dice el rumor, verdadero o no, aprendió Español para poder enterarse un poquito más en las jornadas de El Escorial. De hecho aquí podemos ver un video donde hace su famosa rutina de la memoria y el zumo de naranja donde aun usaba el idioma de la pérfida Albión. ;D


La conferencia la dividió en dos partes, dejando para la segunda juegos con baraja mnemónica, en la que se centra su nuevo libro, que también se podía adquirir.



Ha buscado un método salomónico para explicar sus juegos, y no caer, para algunos, en el aburrimiento explicando en detalle alargándose demasiado, primero hacía el juegos, y a la hora de explicarlos, lo hace lo más rápidamente posible, para luego pararse en determinados detalles que considera de interés y en los que encontramos una clara influencia de la escuela de Madrid. Nos habla sobre el control de la memoria del espectador, llevándole a que vea y por lo tanto recuerde los momentos que al mago le interesa y nos muestra el manejo sutil del lenguaje que realiza durante los juego.
Un ejemplo: Tiene que forzar-dirigir una figura negra y no es muy difícil, pues ya le ha forzado una carta roja y número. Pide al espectador que piensa en una carta de color diferente a la primera, para que todo sea “más difícil”. A continuación: “…si la carta que has pensado es una figura, piensa en cualquier número”. Finalmente el espectador piensa en una de las 6 figuras negras que tiene la baraja, pero para el espectador y resto de asistentes, podía ser cualquiera de las otras 51 cartas restantes.

Con su perfecto español, no se cansa de decir que este juego es: “fácil, muy sencillo, automático”. Le agrademos a Pit estos adjetivos, pero no nos engañas. Precisamente no son fáciles, ni sencillos, ni automáticos. O quizás si que lo son, pero no por ello pierden un ápice de brillantez. Recuerdo a menudo comentar a nuestro gran Florensa recalcar la diferencia entre sencillo y simple. Algo sencillo no es fruto de la suma de simplezas. En cuanto automático, es indudable que viendo y sintiendo como lo ejecuta, se ve que lleva muchas horas en esto. Montar en bicicleta o conducir puede resultar bastante automático, pero gracias a que el cerebro ya asimiló y automatizó todos los movimientos que debe hacer.

En definitiva, tuvimos la suerte de asistir a la sesión de una gran mago, que como la mayoría de ellos, lo que les hace grandes e interesantes, no son solo los efectos de magia, sino su forma de ejecutarlos y presentarlos. La gente cuando repite y vuelve al espectáculo de un mago, repite por lo que ese PERSONAJE le transmitió. Pero quiere sentir la magia con ese mismo personaje.
Aunque su planteamiento ante los efectos, según una entrevista que le hicieron y apareció publica en el número 13 de la revista El Manuscrito:
¿Así que a ti no te importa tanto la Presentación?
Digámoslo así: para mí la Presentación no tiene la función de hacer que un Efecto sea interesante.  Yo busco Efectos o Fenómenos que de por sí me parezcan desde un principio valiosos y fascinantes. La Presentación tiene la función de ayudar a transmitir la Esencia del Efecto de forma clara. Conseguir hacer que los Espectadores sientan en si mismos la Historia.

Hablando de personajes, el Sr. Hartling de vez en cuando se transforma en Heinz, no se lo pierdan, si en alguna ocasión pueden verle.




Ya acabo con algunos videos, juegos que pudimos disfrutar.

Juego de póker y sus formulas.


Juego biológico y teológico.


Enlaces de interés:
Página oficial de Pit Hartling: http://pithartling.de/en/
Página oficial de YouTube: https://www.youtube.com/user/PitHartling





[1] Comentario de Alex Elmsley durante su gira de conferencias de 1975 por los EEUU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se respetuoso, gracias.